Cinco lugares perfectos para una primera cita

Ya habéis dado el primer paso y por fin habéis decidido conoceros en persona. Llegado este momento surge la gran duda ¿dónde quedamos?. El sitio debe cumplir una serie de características para que esta primera cita se desarrolle en un ambiente acogedor y cómodo que acompañe los primeros momentos de nervios y tensión. Toma la iniciativa y proponle alguno de estos lugares:

Un restaurante o bar ‘conocido’

Elige un sitio al que ya hayas ido alguna vez, no al bar de debajo de tu casa al que llevas yendo toda la vida y que te conocen hasta los camareros, no. Pero sí a ese restaurante que te gusta y ya has probado porque de esta manera podrás hacer sugerencias sobre los platos de la carta y destensar esos primeros minutos de toma de contacto. Además, si habéis compartido vuestros gustos puedes aprovechar para sugerirle algo que te haya dicho que le gusta, un detalle bonito para empezar con buen pie.

Cita cultural: un museo o una exposición

Sí, puede parecer un tostón y quizá el otro se extrañe un poco pero en realidad son lugares perfectos para charlar mientras se pasea ante las obras. Además tanto si la obra es buena como si es un horror estimulará el diálogo y puede dar lugar a una entretenida conversación.

Una cafetería, el plan neutral

Podría decirse que quedar para tomar un café o equivalentes es el plan perfecto ya que te permite manejar los tiempos. Puede durar 20 minutos o cuatro horas. Si la cita no va muy bien te tomas el café y te vas pero si las cosas fluyen puedes alargarlo hasta la cena.

Un parque

Si el clima acompaña, un parque puede ser un buen lugar para conocerse por primera vez. Puede ser un lugar muy romántico pero a la vez te permitirá poder abandonarlo sin reparos en el caso de que no haya ‘feeling’. Si eliges un parque es importante elegir uno que no esté muy solitario y evitar acudir de noche.

Una bolera

Es divertida, informal y no hay que tener unas habilidades supra humanas para jugar. Puede ser una cita muy entretenida, sin estrés, en la que podréis hablar mientras ponéis a prueba vuestra competitividad.

Antes de elegir o proponer el lugar ten en cuenta su perfil de Sinastria de Pareja , las cosas que habéis compartido, sus Momentos y sus hastags y así, si te ha contado alguna vez que le gusta leer podréis ir a una cafetería-librería o si le gusta viajar podéis ir a un restaurante de comida exótica, etc… tener en cuenta sus gustos a la hora de decidir dónde veros es un detalle que puede convertir vuestra cita en todo un éxito.

Ya habéis dado el primer paso y por fin habéis decidido conoceros en persona. Llegado este momento surge la gran duda ¿dónde quedamos?. El sitio debe cumplir una serie de características para que esta primera cita se desarrolle en un ambiente acogedor y cómodo que acompañe los primeros momentos de nervios y tensión. Toma la iniciativa y proponle alguno de estos lugares:

Un restaurante o bar ‘conocido’

Elige un sitio al que ya hayas ido alguna vez, no al bar de debajo de tu casa al que llevas yendo toda la vida y que te conocen hasta los camareros, no. Pero sí a ese restaurante que te gusta y ya has probado porque de esta manera podrás hacer sugerencias sobre los platos de la carta y destensar esos primeros minutos de toma de contacto. Además, si habéis compartido vuestros gustos puedes aprovechar para sugerirle algo que te haya dicho que le gusta, un detalle bonito para empezar con buen pie.

Cita cultural: un museo o una exposición

Sí, puede parecer un tostón y quizá el otro se extrañe un poco pero en realidad son lugares perfectos para charlar mientras se pasea ante las obras. Además tanto si la obra es buena como si es un horror estimulará el diálogo y puede dar lugar a una entretenida conversación.

Una cafetería, el plan neutral

Podría decirse que quedar para tomar un café o equivalentes es el plan perfecto ya que te permite manejar los tiempos. Puede durar 20 minutos o cuatro horas. Si la cita no va muy bien te tomas el café y te vas pero si las cosas fluyen puedes alargarlo hasta la cena.

Un parque

Si el clima acompaña, un parque puede ser un buen lugar para conocerse por primera vez. Puede ser un lugar muy romántico pero a la vez te permitirá poder abandonarlo sin reparos en el caso de que no haya ‘feeling’. Si eliges un parque es importante elegir uno que no esté muy solitario y evitar acudir de noche.

Una bolera

Es divertida, informal y no hay que tener unas habilidades supra humanas para jugar. Puede ser una cita muy entretenida, sin estrés, en la que podréis hablar mientras ponéis a prueba vuestra competitividad.

Antes de elegir o proponer el lugar ten en cuenta su perfil de Sinastria de Pareja , las cosas que habéis compartido, sus Momentos y sus hastags y así, si te ha contado alguna vez que le gusta leer podréis ir a una cafetería-librería o si le gusta viajar podéis ir a un restaurante de comida exótica, etc… tener en cuenta sus gustos a la hora de decidir dónde veros es un detalle que puede convertir vuestra cita en todo un éxito.

Citas a ciegas: ¿sí o no?

Si bien gracias a Internet hoy se sabe todo de él antes del encuentro, siempre es bueno conocer algunos tips para que estés preparada.

En realidad, lo que antes se conocía como cita a ciegas, en la era de Internet es algo que ya no existe. ¿O acaso no te pusiste a buscar en Facebook y en Google datos sobre el chico que tu amiga te presentó el año pasado, en cuanto te dijo cómo se llamaba? Así que cualquier salida tiene un trabajo de “investigación” previo (fotos, contactos en redes, etc.).

De todas formas, una primera salida con alguien que jamás viste en la vida real, por más que te lo hayan descripto con lujo de detalles y conozcas sus gustos y amigos en la web, siempre tiene un toque de incertidumbre y misterio, ¿o no? Puede ser un desastre como un bombonazo. Pero lo importante es que vos siempre estés preparada.

Una primera salida con alguien que jamás viste en la vida real, por más que conozcas sus gustos y amigos en la web, siempre tiene un toque de incertidumbre y misterio

1. No dudar: si te embarcás en una cita a ciegas, es porque estás decidida a ir hasta el final. Es decir a asistir a la cita y pasarla con el chico, por lo menos hasta que se termine la velada, si no pasa nada que te resulte difícil de soportar (¡ya habrá tiempo para ver si sale bien o mal!). Si los preparativos te generan estrés y sufrimiento, mejor dejalo para cuando te sientas más relajada.

2. Amiga de emergencia: siempre te conviene que alguna amiga con quien tengas mucha confianza esté avisada de tu salida y que tenga su celu cerca por si algo sale mal. Porque si la cita se pone insoportable, siempre es bueno mandarle un mensajito para que te llame simulando una emergencia y te dé la excusa perfecta para levantarte e irte.

Pero esto sólo tenés que usarlo para casos extremos, no cuando la salida sólo es aburrida; ahí es mejor que te la aguantes cortésmente y dejes que termine todo de la manera más natural posible. En todo caso, será el momento para que le digas a él que no estás tan segura de volver a salir y que preferís seguir hablando en plan de amistad.

3. Lugar de encuentro: ¡Nunca fijes una cita en tu casa o en su departamento! Siempre elegí un terreno neutral desde el que puedas irte si la cosa no anda bien. Lo habitual es que salgan a tomar algo o a comer a un restaurante y después, si todo pinta bien, decidan cómo siguen la noche.

4. Auténtica: si el chico de tu cita resulta ser un bombonazo que te vuela la cabeza, intentar parecer más de lo que sos te va a jugar en contra. En ese sentido, el mejor consejo es ser vos misma y que él te valore por lo que sos y no por lo que aparentás. Acordate que la mentira siempre tiene patas cortas, así que si va a funcionar, mejor que sea de manera natural.

¿Tuviste alguna vez una cita a ciegas? ¿Cómo te fue?

10 frases que no podés pronunciar en una primera cita

Hay afirmaciones terribles o preguntas que tenés que dejar para más adelante. Si querés tener un segundo encuentro, no permitas que los nervios te ganen. Cerrá la boca y leé la nota.

1. “Este jean no me queda tan bien”. Después de pasar dos horas frente al espejo decidiendo qué ponerte, quizás llegues a tu cita no muy convencida (fijate qué ropa usar para lucir divina). Pero si él te dice “que linda que estás”, no le expliques todo lo anterior. Agradecer y sonreír basta para aceptar su piropo que, si te lo dijo, es sincero.

2. “Me hacés acordar a alguien”. A los hombres les gusta sentirse únicos. Así que si tu cita tiene un parecido con un compañero de trabajo o un amigo, hacé la nota mental y ni se lo comentes. Mucho menos si te hace acordar a un ex.

3. “Estoy tomando unas pastillitas”. Esta es fácil. No es necesario hablar de ansiolíticos ni otros medicamentos. Tampoco comentar si tomás anticonceptivos o estás haciendo algún tratamiento ginecológico. Ya habrá tiempo más adelante para charlar de estos temas… ¡Más adelante!

4. “Soy multiorgásmica”. A un hombre le van a encantar que se pongan a hablar de sexo y le cuentes que sos una genia en la previa pero eso va a llevar generarle muchísima expectativa y que lo único que quiera sea dejar ya el bar donde se hayan encontrado para llevarte a su casa, sin prestar atención a cualquier otro tema que surja en la conversación.

5. “¿Querés tener hijos?”. Vos sos una Susanita y ya te imaginás con los nenes, la casa y el perro pero los hombres funcionan de otra manera. Si no querés espantarlo, guardate el temita de los hijos, el casamiento y el perro para más adelante. No es necesario que le cuentes todos tus deseos en el primer encuentro.

6. “Los hombres son todos iguales”. Evitá ésta y muchas otras generalizaciones. Quizás no conozcas muchos datos de su vida personal y metas la pata. Además, nunca está bueno generalizar y mucho menos, de modo peyorativo.

7. “Este mes me olvidé de pagar la tarjeta de crédito, ¡vengo re mal con las finanzas!”. Los problemas monetarios, también son una cuestión personal y ya verás cómo solucionarlos. No hace falta que le cuentes que pediste un préstamo para mudarte o que venís atrasada con la tarjeta porque la reventaste en el shopping. De lo contrario, él va a pensar que estás buscando alguien que te banque económicamente más que un compañero. Ni se te ocurra, por supuesto, preguntarle cuánto gana.

8. “Porque yo…. Yo fui…. Cuando yo….”. Tal vez te parezca que tenés cosas súper interesantes para contar o hables de más para evitar silencios incómodos pero evitá el efecto yo-yo que te lleva a hablar de vos todo el tiempo. Dale un espacio para que él también te cuente cosas, preguntale. Acordate que también puede estar nervioso.

9. “Después de muchos años de terapia, sigo sin resolver mis problemas familiares”. Seguramente a él le importe este tema… ¡pero también más adelante! Como muchas cuestiones que para vos son importantes (y para él también) es necesario esperar para hablarlas. Si tu papá no te demostró cariño, tu mamá es muy autoritaria y vos cargás con un entrevero emocional no es recomendable que lo comuniques en el primer encuentro.

10. “Mi ex seguro se arrepiente de haberme perdido”. Lo mejor, claro, es no hablar de ex parejas pero si no lo pueden evitar, salí de ahí diciendo que se separaron porque tomaron “caminos diferentes” o buscaban “distintas cosas”. No es necesario que seas muy específica sobre el tema. Pertenece al pasado, ¿no?

8 preguntas para la primera cita a prueba de silencios incómodos

Si los primeros encuentros te ponen nerviosa, seguí estos consejos.

Hay chicas que son unas genias en las primeras citas. Saben cómo moverse, cómo manejar la conversación y como darle ritmo a la situación. Pero si no sos una de ellas, estas son las 8 preguntas básicas que podés hacerle a tu chico si querés que la cosa fluya.

1. ¿Dónde creciste? Preguntas como esta o a qué colegio fue a la primaria te va a dar más conocimiento sobre tu chico y te va a dar la posibilidad de repreguntar.

2. «¿Qué hacés para divertirte?» A todo el mundo le gusta hablar de si mismo. Además, así te vas a enterar qué cosas tienen en común.

3. «¿Cuáles son tus programas de televisión o tus series preferidas?» Si tu chico es un fan de Game of Thrones la energía de la cita va a alcanzar un pico de emoción y ese buen humor es muy útil para crear una atmósfera ideal.

4. «¿Qué tenés que hacer en el trabajo? ¿Lo disfrutás?» Esta información te va a permitir saber si tu chico tiene un trabajo que realmente le apasiona o si solo le sirve para pagar las cuentas. ¡Y si no está feliz podés darle tu punto de vista y ayudarlo a resolver su situación!

5. «¿Cómo es tu familia? ¿Tenés hermanos?» Es una pregunta un poquito límite porque no todo el mundo tiene una relación muy cercana y positiva con su familia. De todas maneras, es muy importante para conocer a tu posible futuro chico.

6. «¿Tuviste la oportunidad de viajar?» ¿A dónde te gustaría ir? Hablar sobre viajes siempre genera buenas sensaciones. ¡Recordar experiencias de viajes o planear uno en el futuro siempre es emocionante!

7. «¿Qué te gusta escuchar últimamente?» Esta pregunta no es tan simple ni sosa como «¿Qué música te gusta?» y tiene una vuelta de tuerca: vas a enterarte qué tipo de música le gusta y, además, ¡sus nuevos descubrimientos!

8. «¿Conocías este lugar?» Esta pregunta tiene que ser tu último recurso. Si fue él quien eligió el bar, seguramente te va a explicar lo bien que la pasó en otra ocasión o te va a recomendar qué trago pedir. Si la que eligió el lugar fuiste vos y hay algún silencio incómodo, podés explicarle qué es lo que más te gusta y por qué.

¡Mucha suerte en tu primera cita!

5 reglas de conversación científicamente probadas para la primera cita

Basta de incomodidad: convertite en una pro y seducí a tu futuro novio.

Todas sabemos que las primeras citas pueden ser complicadas. Pensamos desde qué ponernos para estar lindas, en los nervios de los primeros segundos después de que nos encontramos y, también, en si la conversación será divertida o si nos llevará directamente al fracaso.

Por suerte, investigadores de la rama de la psicología establecieron 5 reglas de conversación que seguramente llevarán a esta primera cita a buen puerto.

No domines la conversación pero tampoco dejes que el otro haga un monólogo. El truco es la calidez y el genuino interés en las respuestas que te dé el otro

1. Hablá de viajes, no de películas. En un estudio con primeras citas, menos del 9% de las parejas que hablaron de películas consideraron tener una segunda cita. En cambio el porcentaje ascendió en las que hablaron de sus viajes. ¿El motivo? Hablar de experiencias en otras latitudes genera buenas sensaciones en quienes las recuerdan y eso los hace ver más atractivos.

2. No depende de qué decis sino de cómo lo decís. Si querés que la primera conversación entre ustedes sea fresca y relajada, evitá los extremos. No domines la conversación pero tampoco dejes que el otro haga un monólogo. El truco es la calidez y el genuino interés en las respuestas que te dé el otro.

3. Compartí secretos. El intercambio de información personal y emocional en la primera cita promueve fuertes sentimientos de conexión con el otro.

El intercambio de información personal y emocional en la primera cita promueve fuertes sentimientos de conexión con el otro

4. Siempre elegí hablar de lo controversial antes que de lo trivial. Forzar a la gente a discutir temas controversiales pero interesantes hace a la primera conversación mucho más disfrutable.

5. ¿Sexo en la primera cita? Créase o no, el sitio de citas OkCupid encontró que hay una pregunta que puede predecir si vas o no a tener sexo en la primera cita. «¿Te gusta la cerveza?». Los amantes de la cerveza son un 60% más propensos a estar de acuerdo con el sexo en la primera cita.

¿Tenés algún consejo que provenga de tu experiencia en primeras citas para compartir?

Si deseas conocer nuevos amigos, divertirte, incluso tener una cita visite nuestro sitio

Los exámenes que los hombres toman en las citas

Al igual que las mujeres, los chicos se detienen en ciertos detalles durante las primeras salidas en pareja. No te lo van a aceptar pero está comprobado que lo hacen. Descubrí cuáles son ¡y fijate si estás aprobada!

El examen de la billetera: están en un restó y cuando llega la cuenta, él mira si vos estás metiendo tu mano en la cartera. No va a dejar que pagues porque quiere invitarte pero igualmente va a prestar atención a tu actitud. Si vos le decís que querés aportar, vas a hacerle saber que sos una persona considerada y no una chica que sólo busca que la saquen a pasear.

El examen de la fiesta: ¿cómo interactuás con su entorno? Si podés desenvolverte con naturalidad y mezclarte con sus amigos sin depender de él, sumás puntos. Esto no significa que tu chico puede desentenderse de vos si te invita a una reunión, cumpleaños o salida grupal pero le da la tranquilidad de saber que no tiene que estar pendiente de vos como si fueras una nena.

El examen del teléfono: no da estar chequeando Twitter en la segunda salida. Tampoco mires de reojo el celular para intentar ver de quién es el mensaje que te llegó: él se da cuenta. Salvo que estés esperando una llamada importante, el teléfono no tiene que estar sobre la mesa o a la vista del otro. Esto corre tanto para vos como para él.

Si deseas conocer nuevos amigos, divertirte, incluso tener una cita visite nuestro sitio

10 reglas de citas que tenés que romper

Cuando estamos en una cita -de esas en las que realmente nos gusta el chico- tenemos tantas cosas en la cabeza que terminamos por estropearlo todo con nuestra neurosis y mandatos auto impuestos. Es hora de relajarse, ser una misma y disfrutar: es tiempo de quebrar con los mandamientos de tu abuela.

1. NO DUERMAS CON ÉL HASTA LA QUINTA CITA: Si es el tipo de chico que busca que una mujer esté pendiente de él, entonces elegiste mal. Ya sea que tengas sexo a los cinco minutos de conocerlo o tres meses después, él debería respetarte de la misma manera. Que una mujer quiera tener sexo -y lo tenga- no la hace una chica fácil.

2. NO LO INVITES A SALIR: Claro, aceptá las invitaciones de los chicos que no te interesan y quedate un viernes en tu casa sola con una copa de vino imaginándote la charla tête à tête con el primo de tu amiga que realmente te interesa. Avanzá. Si rebotás, ya habrá otra oportunidad.

3. ÉL TIENE QUE INVITAR LA CENA SIEMPRE: Es un lindo gesto old school pero ya somos grandes y él no dejará de ser un caballero si deja que pagues tu parte de la cuenta.

4. HACÉ DE CUENTA QUE ÉL NO TE INTERESA: Siempre es mejor ser sincera y comportarse de manera real.

5. NO HABLES DE TEMAS POLÍTICAMENTE INCORRECTOS: Si es racista, machista y fascista es mejor que te enteres cuanto antes.

6. DEJÁ DE VERLO SI LA RELACIÓN ES HOT PERO NO PARECE IR A NINGÚN LADO: Si estás saliendo con un chico cinco años menor que vos y te divertís como loca no hace falta que se termine la diversión. Total no querías una relación, ¿cierto?

7. COMÉ ENSALADA EN LAS PRIMERAS CITAS: Si realmente querés una rica y sana ensalada, es una cosa. Pero otra muy distinta es querer mostrarle que sos una ninfa del bosque sin capacidad estomacal y liviana como una pluma cuando lo que realmente querés son unas pastas rellenas. Ni lo pienses.

8. BAJATE DE SUS PLANES CON POCO TIEMPO DE ANTICIPACIÓN: Es incomprensible que si tenés ganas de verlo y no tenés planes decidas cancelar la cita para generar interés. Eso no va a suceder y vos te vas a quedar aburrida en tu casa.

9. NO USES ROPA PROVOCATIVA EN LAS PRIMERAS CITAS: Sos joven, linda y tenés un escote y unas piernas que te gusta mostrar. Nadie dice que lo hagas para que él vea tus atributos pero si te sentís atractiva de esa manera, ¡usá el outfit que quieras!

10. CONTÁ CON QUE ÉL VA A COMPRAR LOS PRESERVATIVOS: Ojo, ¡a veces no vienen tan preparados como pensás! Para que esa situación hot que se dió en tu sillón no se apague como con un balde de agua fría, mejor comprá municiones.

Si deseas conocer nuevos amigos, divertirte, incluso tener una cita visite nuestro sitio

Las 5 preguntas que no debes hacer si quieres conocer a alguien

Ay, me ha hablado.

Es sólo un hola, pero de ahí dependen tantas y tantas cosas… y lo sabes. Puede ser el hola previo a no tener que volver a la sesión de las 11 al cine porque te avergüenza que te vean solo. El hola que desencadene una tensa – pero sexy – discusión sobre si era justo o no el desenlace de Han Solo en la nueva película de Star Wars. O el que acabe en una tarde de domingo en el campo, con la Voyager llena de cacharritos y vuestros hijos descubriendo lo bien que les sienta el barro a ese polo blanco que acaban de estrenar.
A quién quieres engañar, nunca es sólo un hola.

¿Y ahora qué?

A todos nos ha pasado. Las mejores ideas nunca están cuando las necesitas. Tenemos una acalorada discusión y, la frase lapidaria definitiva que nos habría convertido en claros vencedores, se nos ocurre 5 meses después – entre la tercera y cuarta cerveza – cuando ya es demasiado tarde.
Lo mismo sucede con esa primera mágica conversación entre dos personas. Todo lo que puede salir mal, saldrá mal. Y, cuando hayan pasado 7 horas y esa persona no esté en línea y tú hayas pasado a su carpeta de spam, se te ocurrirá la frase de oro que lo habría cambiado todo.

… Hasta ahora.

Porque no es tan importante lo que decir como lo que NO decir, te traemos esta lista de 5 preguntas que es mejor que te ahorres si quieres acabar visitando un concesionario de coches familiares algún día. Y, por cierto, de nada.

1.¿Qué te cuentas?

Hay preguntas que debieron morir con el Messenger y ésta es una de ellas. De hecho, es la pregunta ideal si lo que buscas es iniciar una perfecta conversación de ascensor que no va a durar más de 8 pisos. Algo así como decirle a la otra persona que no tienes nada de lo que hablar y que dependes de su intervención para salvar la conversación. ¡Error!

2.¿Has leído lo último de Paulo Coelho? (o derivados)

Te la estás jugando. Aquí pueden pasar dos cosas, que no sepa de qué narices le estás hablando o que piense que tu plan de los domingos es ver Bridget Jones con una tarrina de helado, (planazo, por cierto, pero es mejor dejar las filias y las fobias ocultas en un cajón hasta nuevo aviso). Y no, ninguna de las dos te conviene.

3.¿Vives sol@?

Estás pidiendo demasiada información para tratarse de una primera toma de contacto. Dejando aparte el hecho de que te acabas de colgar un letrero gigantesco en letras de neón sobre la cabeza que dice “voy a lo que voy”, le acabas de generar un debate interno que no te viene nada bien. Si vive con sus padres, es una información que de seguro no quería darte y le estás poniendo en un compromiso. Si vive en soledad, la idea de plantearse dejar de hacerlo en algún momento le ha generado tal nivel de estrés que, para cuando quieras darte cuenta, te ha borrado del chat.

4.¿Te gustan los animales?

Cuanto antes entiendas que no eres Pocahontas y que vuestra posible futura relación no la va a patrocinar Walt Disney, mejor. Aún no lo ves, pero con esta pregunta obligas a la otra persona a mentir. Esperará a ver tu respuesta y en base a ésta dirá lo que quieres oír para no herir tus sentimientos. En definitiva, estáis empezando la partida de Póker demasiado pronto.

5.¿Estudias o trabajas?

Pero… ¿todavía hay gente que pregunta esto?

Si deseas conocer nuevos amigos, divertirte, incluso tener una cita visite nuestro sitio

¿Qué hacer en la primera cita?

Pongámonos en situación, has estado hablando con una persona interesante durante unas semanas y se acerca el primer encuentro, pero eres muy nuevo en esto de las citas a ciegas y no sabes qué hacer en la primera cita. Tranquilo la primera toma de contacto siempre es difícil para todos, porque vas a estar a solas con quien probablemente deseas tener una historia amorosa, relación…lo que surja. Todos sabemos que el éxito de esta primera cita es determinante en la mayoría de los casos para tener un segundo encuentro.

Hoy damos unos consejos básicos que puedes aplicar para que la primera cita sea todo un éxito.

1. Mejor en un lugar público

Como el propósito de la cita es conocerse mejor, para el primer contacto es recomendable acordar un lugar tranquilo y neutro. Ambas partes tenéis que sentiros cómodos con el lugar escogido. Busca un sitio público donde se pueda charlar con tranquilidad y sin mucha distracción externa. Una cafetería podría ser el lugar perfecto para una primera cita. Descarta rotundamente lugares muy íntimos, como una casa, ya que podría intimidar a la otra persona y es más probable que el encuentro se cancele.
Muchos pensarán que es mejor que la primera cita sea en el cine, o de fiesta por la noche, pero, ¡no! Este error es muy común. En una discoteca o viendo una película, la otra persona puede distraerse con mayor facilidad y no prestarnos la atención suficiente.

2.¿Qué me pongo para la primera cita?

Es una de las preguntas estrella, sobre todo para las mujeres, cuando sabemos que tenemos que afrontar una primera cita. Para escoger la mejor opción de outfit, primero debemos saber dónde se celebrará el encuentro, porque no nos vestimos igual para ir a tomar un café por la tarde que para ir a cenar.
Independientemente del tipo de look, debemos sentirnos cómodos y seguros con la ropa que llevemos a esta primera cita. No se trata de disfrazarnos y aparentar lo que no somos, porque esas cosas se notan. Si tu estilo por lo general es más hipster, o alternativo, ¡no pasa nada! Arréglate, ponte guapo/a y arrasa ese día.

3.Sé tu mismo/a, sinceridad ante todo

Seamos sinceros, queremos gustarle a la otra persona y los detalles “negativos” o que menos pueden gustar, como que dejas los calcetines tirados al lado de la cama, es mejor ahorrárselos en la primera cita o incluso en la segunda. Podemos omitir esos pequeños detalles, pero nunca dejes de ser tu mismo/a o mientas por gustarle a la persona. Naturalidad ante todo, que ya nos enseñaron desde muy pequeños que “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”.

4.Habla y escucha

El llamado “Síndrome del Yoismo” es tu peor enemigo en la primera cita. Del mismo modo que te gusta que te escuchen, también debes escuchar a la otra persona. Muestra interés por los temas que te cuenta y pon de tu parte, pero sin perder ese toque de seducción. No olvides que tu propósito no solo es charlar y contarle tu vida…

5.Temas que debes evitar

Para saber qué hacer en la primera cita también nos puede ayudar saber qué no hacer en la primera cita.

-Dinero: en ocasiones y, dependiendo del tema, puede parecer que somos muy ambiciosos o que solo tenemos ese interés económico.

-Ex parejas: el tema tabú en toda primera cita. Un básico de toda la vida.

-Temas desconocidos: no inicies conversaciones sobre temas que no controlas. Puedes meterte en un jardín del que puede ser difícil salir.

-Compromiso: hablar sobre bodas, hijos… Es mala idea en una primera cita.

-Deja el móvil: no prestes atención a tu móvil durante la cita, ya que puede ser molesto para la otra persona y denota poco interés.

Las 5 preguntas prohibidas.

6.La despedida; el momento más tenso

Para bien o para mal, el momento de decir adiós siempre llega. Y este es el momento donde se pueden dar 3 situaciones claras:

-Si la otra persona te parece interesante y quieres volver a quedar con ella, es mejor que pienses en un plan futuro y se lo propongas en la despedida. Según la reacción que tenga sabrás si él o ella también está interesado.

-Por el contrario, si crees que no hay futuro sentimental con esa persona, pero intuyes que él o ella insiste, intenta no crear falsas esperanzas. La otra persona captará el mensaje rápidamente.

-También se puede dar la situación de que los dos os deis cuenta de que eso no va a funcionar de ninguna manera. Tranquilidad, en ese caso la situación saldrá sola, un par de besos de despedida, un encantado de conocerte y de vuelta a casa.

Con estos consejos básicos ya sabrás qué hacer en la primera cita. Ya no hay excusas para tener miedo al primer encuentro y disfrutarlo al máximo. Eso sí, controlando los nervios.

Si deseas conocer nuevos amigos, divertirte, incluso tener una cita visite nuestro sitio