Consagración de un Talismán

Consagración de un Talismán

Para que un objeto pueda ser utilizado a modo de talismán, la primera condición que debe cumplir es que esté hecho de un material noble, es decir, madera, piedra, metal.

El plástico o los materiales sintéticos deberán ser desechados. Para que se cargue de energía y propicie las situaciones que se desean, deberá hacerse un ritual de consagración; de este modo el talismán adquiere el máximo de potencia.

Objetos necesarios para consagración de un talismán:

El talismán que se va a consagrar y una vela blanca. Si se trata de una medalla religiosa o de una cruz, se puede hacer bendecir en una parroquia.

Ritual para consagración de un talismán:

• Dejar el talismán durante todo un día a la luz del sol.
• Una vez que haya anochecido, ponerlo sobre una mesa o en un rincón y encender una vela blanca a su lado.
• Recitar el conjuro.

Conjuro: «Poderoso Arcángel Ratziel, jefe de los Erelines, tú que desde el monte Horeb entregas los secretos cada día, bendice este talismán y llénalo de tu energía como signo de bendición».

[expand title=»»]

Talismán

 

 

 

 

[/expand]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *