El sello del hambre

El sello del hambre

Este hechizo «El sello del hambre» para que una persona malvada tenga problemas laborales y económicos hasta que cambie en una persona de bien.

Para hechizo «El sello del hambre« necesitas: Un recipiente metálico plateado, una moneda dorada, un huevo de gallina en mal estado o podrido, una lima de hierro, agua de un charco lodoso formado por la lluvia, un trozo de tela que le haya pertenecido a la persona malvada, hilo color morado, aguja, un grano de arroz partido, una mesa redonda o de superficie circular, un limón sano, cuchillo, un paño o servilleta, agua común o del grifo.

Procedimiento: Previamente a comenzar la realización del hechizo, el practicante debe limar la moneda de ambos lados hasta que esta no tenga cara ni cruz, y luego debe confeccionar una bolsa pequeña utilizando la tela, la aguja y el hilo morado.

Una vez que ya se tiene la moneda limada y la bolsita, el practicante debe colocar el recipiente en el centro de la mesa redonda, la cual debe estar despejada de todo otro objeto, y romper el huevo podrido en el recipiente para luego dejarlo en el mismo diciendo:

«Por la luz que me otorgan las fuerzas del bien ( nombre y apellido completo de la persona ) te mando comer del mal que has alimentado». Inmediatamente después de dicho lo anterior se debe poner en el recipiente el grano de arroz partido y decir: «Del mal que has sembrado».

Para luego volcar lentamente en el recipiente el agua sucia y decir: «Beber tus propios venenos». Y una vez dicho lo anterior el practicante debe colocar la bolsa antes confeccionada entre él y el recipiente, sobre la mesa, para continuar diciendo:

«Por la luz que me otorgan las fuerzas del bien, deberás devolver todo lo que has robado, deberás confesar todas tus mentiras, deberás disculparte por todas tus ofensas pasadas…»

En el preciso momento en el cual se pronuncia la palabra «Pasadas» en la oración anterior, el practicante debe poner la moneda sin caras en el recipiente plateado, sin hacer ninguna pausa y continuar diciendo, sin detenerse puesto que es parte de una única oración:

«… o padecer el sello de este jinete de los últimos días, con tu alma vacía y esperando tu juicio hasta el fin de los tiempos».

Ya terminado el conjuro, el practicante debe retirar todo lo utilizado anteriormente de la mesa, para luego cortar el limón en dos partes con el cuchillo y frotar fuertemente la superficie de la mesa con ambas partes del limón. Una vez hecho lo anterior se debe descartar todo lo utilizado en el hechizo a excepción de la mesa y el cuchillo.

Ya terminado este proceso se debe proceder a lavar la mesa con agua común o del grifo para quitarle el jugo de limón que le haya quedado utilizando el paño o servilleta. Para finalizar, el paño también debe ser descartado.

[expand title=»»]

El sello del hambre

 

 

 

 

[/expand]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *