Entradas

Amuleto del río

Amuleto del río

Para hacer un amuleto del río necesitamos:

En una bolsita de cuero, hecha con la piel de un macho cabrío, se introducirá lo siguiente: cinco piñones, una fotografía del interesado, restos orgánicos del amado y/o fotografía del mismo.

Esta bolsa, una vez bien cerrada, habrá de llevarse en el pecho izquierdo y en contacto con la piel desde el primer día de luna nueva hasta el segundo día de luna llena.

En el tercer día del plenilunio, al amanecer, el interesado se dirigirá hacia un río y lanzará el trabajo al agua mientras dice: “(Nombre) me amará. Por el druida del pinoby por el Dios Pan”.

Esta misma frase habrá de recitarse durante todo el periodo que dure el amuleto del río al lado del interesado todas las noches cuando se esté acostado y antes de dormirse.

[expand title=»»]

Amuleto  río

 

 

 

 

[/expand]

La botellita del amor

La botellita del amor

Muy fuerte amuleto «La botellita del amor».

En un frasco pequeño, que pueda ser llevado cómodamente contigo, se introducirán tres pelos de cabra, junto con un mechón de cabellos de la persona amada, a lo que habrán de añadirse nueve gotas de esencia de verbena, tapándolo bien.

Empezar un viernes al amanecer y llevarla con uno a partir del mediodía de ese mismo viernes, y por un total de una semana.

Todas las mañanas habrá de visualizar al amado, incitándole para que le ame, sugiriéndole: «Ámame».

Al séptimo día se imaginará que el amado accede definitivamente al envite del amante, y visualizará su deseo hecho ya realidad.

Por último, esconder en lugar seguro el amuleto «La botellita del amor», teniendo la seguridad de que, mientras no lo pierda, el ser querido se verá irrevocablemente obligado a amarle.

Tenga cuidado, también, de que nadie lo abra, puesto que el trabajo dejaría de ejercer su influencia.

[expand title=»»]

amuleto La botellita del amor

 

 

 

 

[/expand]

Diferencia entre un Amuleto y un Talismán

Diferencia entre Amuleto y un Talismán

Es un error muy común confundir el efecto que producen unos y otros porque hay una gran diferencia entre un amuleto y un talismán.

El amuleto tiene por objeto proteger a la persona de todo tipo de energía negativa; es una especie de escudo que impide que surtan efecto los malos deseos o las maldiciones que pudieran enviarle sus enemigos o que se contamine en caso de encontrarse en un ambiente muy cargado negativamente.

El talismán, por el contrario, no defiende a quien lo lleva, sino que potencia sus cualidades de manera que pueda conseguir los objetivos que se proponga.

Son muchos los objetos que pueden ser utilizados a modo de amuleto o talismán; de hecho, cada vez que se viste una determinada prenda para ir a una reunión importante porque trae suerte, se está adjudicando a la misma propiedades mágicas o, como poco, cierta fuerza; se la convierte en talismán o en amuleto.

Hay objetos que, por su simbología transmitida a través de generaciones, tienen fuertes cualidades protectoras. Muchos de ellos, como la cruz, son símbolos ampliamente difundidos en occidente, pero otros son menos conocidos y tienen una influencia básicamente local.

Amuletos y talismanes hay muchísimos; cada pueblo, con sus creencias religiosas y místicas, ha adjudicado poderes mágicos a los elementos más diversos: ranas, buhos, serpientes, tortugas, dientes de oso, etc.

Lo importante, en todo caso, es que cada quien encuentre aquellos objetos por los cuales se siente protegido o de los cuales recibe energía, ya que la mayor fuerza no está en el objeto en sí, sino en la relación que su poseedor establezca con el mismo.

Es precisamente el vínculo que se tiene con el elemento lo que modifica positivamente la mente, de modo que quien lo posee actúa de una manera mucho más acertada y, por lo tanto, beneficiosa para sí mismo.

De la misma manera, hay objetos de los cuales se sospecha que dan mala suerte; ya sea porque se siente un instintivo rechazo hacia ellos como por haber sido recibido de manos de una persona que posteriormente ha tenido actitudes censurables.

En estos casos, lo más conveniente es deshacerse de ellos en un cruce de caminos y, si por cualquier razón esto no fuera posible, guardarlos en un lugar bien apartado de la casa sin que tengan contacto con el resto de las pertenencias; ahora bien, antes deberán ser envueltos en un papel o tela negros para que así se absorba su carga negativa. Diferencia entre un Amuleto y un Talismán.

[expand title=»»]

Amuletos y talismanes

 

 

 

 

[/expand]

Que es un amuleto y como funciona

Que es un amuleto y como funciona

Hoy vamos a ver en detalle que es un amuleto, como funciona y como poder hacer estos amuletos para conseguir una mejor salud y suerte de una forma sencilla gratis y casera. Con estos amuletos de la suerte conseguiremos buena salud, una larga vida, paz interior e incluso felicidad.

Puedes utilizar estos amuletos para curar, protegerte de muchas enfermedades, dolencias o incluso ayudarte a superar enfermedades. También puedes utilizar estos amuletos para darte buena suerte en tu vida diaria.

Usando estos amuletos para la salud, restauraras el funcionamiento normal de tu cuerpo. Todas las personas que utilizan estos amuletos viven vidas libres de problemas, preocupaciones e incluso complicaciones de salud. Es un verdadero talismán de salud curativo y una bendición para tu bienestar.

Tenemos que recordar, que muchas veces estos amuletos no curan enfermedades graves pero pueden ayudar a las personas que lo están padeciendo. No por tener este amuleto podrás superar todas las enfermedades y muchas veces deberás consultar a tu medico para tratarlas. En esos casos el amuleto conseguirá que te sea mas fácil sobreponerte y luchar contra la enfermedad.

Antes de comenzar debemos distinguir la diferencia entre un amuleto y un talismán. Un amuleto es un objeto de la naturaleza, que se pueden utilizar para muchos propósitos, la protección de la salud o la suerte. También se pueden utilizar los talismánes, que por otra parte, son objetos creado por el hombre, que tiene un propósito similar a el de los amuletos.

Has de tener en cuenta que los amuletos se suele utilizar para prevenir o repeler cosas mientras que los talismanes a menudo se utilizan como transmisores o proyectores de algún tipo.

Un amuleto esta realizado con un objeto natural, por lo que lograremos crearlos utilizando objetos de la naturaleza. Nunca construiremos un amuleto desde cero, sino que lo que estamos haciendo es simplemente utilizar algo de la naturaleza en nuestro propio beneficio. Un ejemplo de un amuleto puede ser una piedra o cristal.

Para utilizar una piedra como amuleto, puedes atarle una cuerda y llevártelo contigo: en el proceso de creación del amuleto de la salud, es necesario limpiar el objeto y darle energía. Así que para este ejemplo, la piedra, que es conocida por ser objeto de protección, debe ser primero limpiado en agua con sal.

También puedes trasmitir la energía utilizando el humo de la quema de hierbas como el incienso. Mientras realizas la quema puedes pedir a las deidades que te den su protección a través del amuleto que vas a portar. Debes realizar todo esto durante una meditación para poder trasmitir toda la energía. Es importante que entiendas que el amuleto no tiene por qué seguir en su estado natural, puedes darle formas.

[expand title=»»]

amuleto

 

 

 

 

[/expand]

El cuarzo blanco como amuleto

El cuarzo blanco como amuleto

El cuarzo blanco se ha venido utilizando como amuleto en todas las culturas avanzadas desde el principio de los tiempos por su capacidad para almacenar energía y transmitirla. Por eso mismo resulta de gran ayuda cuando hay un problema de vitalidad, falta de energía o dificultad para concentrarse.

Como talismán, sus propiedades son ideales para evitar enfermedades causadas por un periodo continuado de sobreesfuerzo o fatiga, tanto física, como psicológica o emocional. El cuarzo blanco en particular es capaz de canalizar, acumular y transmitir la energía, armonizando nuestro estado físico, mental, emocional y espiritual.

El cuarzo blanco es de gran ayuda a la hora de desbloquear los chakras, ya que su luz actúa sobre todos ellos. Con un solo cuarzo blanco pueden tratarse todos los chakras.

El efecto de un cuarzo blanco sobre las enfermedades del cuerpo es sorprendente: alivia el dolor, aumenta el poder terapeútico del resto de tratamientos, ayuda a cicatrizar y a la regeneración celular. A nivel mental elimina el ruido de nuestra cabeza, transmitiendo claridad y armonía. A nivel espiritual estimula la percepción y los procesos intuitivos.

Preparación:

– Primero debemos conseguir un cuarzo blanco, se trata de un mineral muy común.
– Una vez que lo tengamos debemos llevarlo con nosotros durante una semana, sin despegarnos de él.
– Por la noche debemos tenerlo bajo nuestra almohada para que se cargue de nuestra energía, no importa que nos encontremos en un momento un poco bajo, lo fundamental es que en el cuarzo quede impregnada la huella de nuestra energía.
– Pasada la semana, esa noche dejaremos el cuarzo en un lugar en el que le dé la luz de la luna directamente (no a través de un cristal) durante toda la noche. La luna debe estar llena por lo que habrá que calcular previamente cuándo adquirir el cuarzo para empezar el ritual.

Después de esa noche, volveremos a tomar el cuarzo con nosotros y ya no lo dejaremos solo.

Resultado: En muy pocos días empezaremos a notar cómo las ideas se nos aclaran, estamos más descansados, la vida se ve de otra manera, desaparece la angustia… En una palabra, estamos en mayor armonía con la vida.

IMPORTANTE: El cuarzo blanco no debe separarse de nuestro cuerpo más que lo imprescindible. Lo ideal es engarzarlo y llevarlo como colgante, pero si se lleva en un bolsillo también notaremos su efecto.

[expand title=»»]

cuarzo blanco

 

 

 

 

[/expand]