Entradas

15 minutos: el tiempo que necesitás para darte cuenta si un hombre te gusta

Con un cuarto de hora te alcanza para saber si realmente él vale la pena. ¡Enterate!

Sabés en qué se parecen los seres humanos y las moscas? En que ambos tenemos más de un 60% de los genes en común. Aunque te parezca desagradable, es importante que sepas que este rasgo que nos acerca a estos insectos fue el que sirvió para realizar el estudio que nos permite saber cuánto tiempo necesitamos para darnos cuenta si un hombre nos gusta o no.

Después de 30 minutos, si la hembra no reacciona, se puede deducir que no hay ningún interés de parte de ella con respecto a su pretendiente.

El trabajo fue realizado por la Universidad Case de Cleveland, Estados Unidos, y publicado en la revista especializada PLOS Biology. Y se hizo observando a moscas hembra durante la fase de reproducción. De esta forma, se dieron cuenta que ellas necesitaban 15 minutos para aceptar o rechazar las propuestas del macho. Después de 30 minutos, si la hembra no reacciona, se puede deducir que no hay ningún interés de parte de ella con respecto a su pretendiente.

Para nosotras (¡que no somos ningunas «mosquitas muertas»!) también harían falta 15 minutos, ni un segundo más, de acuerdo con los investigadores. ¿Pero está bien que se compare nuestro comportamiento con el de las moscas?

¿Vos qué opinás?

Si deseas conocer nuevos amigos, divertirte, incluso tener una cita visite nuestro sitio

Cinco lugares perfectos para una primera cita

Ya habéis dado el primer paso y por fin habéis decidido conoceros en persona. Llegado este momento surge la gran duda ¿dónde quedamos?. El sitio debe cumplir una serie de características para que esta primera cita se desarrolle en un ambiente acogedor y cómodo que acompañe los primeros momentos de nervios y tensión. Toma la iniciativa y proponle alguno de estos lugares:

Un restaurante o bar ‘conocido’

Elige un sitio al que ya hayas ido alguna vez, no al bar de debajo de tu casa al que llevas yendo toda la vida y que te conocen hasta los camareros, no. Pero sí a ese restaurante que te gusta y ya has probado porque de esta manera podrás hacer sugerencias sobre los platos de la carta y destensar esos primeros minutos de toma de contacto. Además, si habéis compartido vuestros gustos puedes aprovechar para sugerirle algo que te haya dicho que le gusta, un detalle bonito para empezar con buen pie.

Cita cultural: un museo o una exposición

Sí, puede parecer un tostón y quizá el otro se extrañe un poco pero en realidad son lugares perfectos para charlar mientras se pasea ante las obras. Además tanto si la obra es buena como si es un horror estimulará el diálogo y puede dar lugar a una entretenida conversación.

Una cafetería, el plan neutral

Podría decirse que quedar para tomar un café o equivalentes es el plan perfecto ya que te permite manejar los tiempos. Puede durar 20 minutos o cuatro horas. Si la cita no va muy bien te tomas el café y te vas pero si las cosas fluyen puedes alargarlo hasta la cena.

Un parque

Si el clima acompaña, un parque puede ser un buen lugar para conocerse por primera vez. Puede ser un lugar muy romántico pero a la vez te permitirá poder abandonarlo sin reparos en el caso de que no haya ‘feeling’. Si eliges un parque es importante elegir uno que no esté muy solitario y evitar acudir de noche.

Una bolera

Es divertida, informal y no hay que tener unas habilidades supra humanas para jugar. Puede ser una cita muy entretenida, sin estrés, en la que podréis hablar mientras ponéis a prueba vuestra competitividad.

Antes de elegir o proponer el lugar ten en cuenta su perfil de Sinastria de Pareja , las cosas que habéis compartido, sus Momentos y sus hastags y así, si te ha contado alguna vez que le gusta leer podréis ir a una cafetería-librería o si le gusta viajar podéis ir a un restaurante de comida exótica, etc… tener en cuenta sus gustos a la hora de decidir dónde veros es un detalle que puede convertir vuestra cita en todo un éxito.

Ya habéis dado el primer paso y por fin habéis decidido conoceros en persona. Llegado este momento surge la gran duda ¿dónde quedamos?. El sitio debe cumplir una serie de características para que esta primera cita se desarrolle en un ambiente acogedor y cómodo que acompañe los primeros momentos de nervios y tensión. Toma la iniciativa y proponle alguno de estos lugares:

Un restaurante o bar ‘conocido’

Elige un sitio al que ya hayas ido alguna vez, no al bar de debajo de tu casa al que llevas yendo toda la vida y que te conocen hasta los camareros, no. Pero sí a ese restaurante que te gusta y ya has probado porque de esta manera podrás hacer sugerencias sobre los platos de la carta y destensar esos primeros minutos de toma de contacto. Además, si habéis compartido vuestros gustos puedes aprovechar para sugerirle algo que te haya dicho que le gusta, un detalle bonito para empezar con buen pie.

Cita cultural: un museo o una exposición

Sí, puede parecer un tostón y quizá el otro se extrañe un poco pero en realidad son lugares perfectos para charlar mientras se pasea ante las obras. Además tanto si la obra es buena como si es un horror estimulará el diálogo y puede dar lugar a una entretenida conversación.

Una cafetería, el plan neutral

Podría decirse que quedar para tomar un café o equivalentes es el plan perfecto ya que te permite manejar los tiempos. Puede durar 20 minutos o cuatro horas. Si la cita no va muy bien te tomas el café y te vas pero si las cosas fluyen puedes alargarlo hasta la cena.

Un parque

Si el clima acompaña, un parque puede ser un buen lugar para conocerse por primera vez. Puede ser un lugar muy romántico pero a la vez te permitirá poder abandonarlo sin reparos en el caso de que no haya ‘feeling’. Si eliges un parque es importante elegir uno que no esté muy solitario y evitar acudir de noche.

Una bolera

Es divertida, informal y no hay que tener unas habilidades supra humanas para jugar. Puede ser una cita muy entretenida, sin estrés, en la que podréis hablar mientras ponéis a prueba vuestra competitividad.

Antes de elegir o proponer el lugar ten en cuenta su perfil de Sinastria de Pareja , las cosas que habéis compartido, sus Momentos y sus hastags y así, si te ha contado alguna vez que le gusta leer podréis ir a una cafetería-librería o si le gusta viajar podéis ir a un restaurante de comida exótica, etc… tener en cuenta sus gustos a la hora de decidir dónde veros es un detalle que puede convertir vuestra cita en todo un éxito.

Citas a ciegas: ¿sí o no?

Si bien gracias a Internet hoy se sabe todo de él antes del encuentro, siempre es bueno conocer algunos tips para que estés preparada.

En realidad, lo que antes se conocía como cita a ciegas, en la era de Internet es algo que ya no existe. ¿O acaso no te pusiste a buscar en Facebook y en Google datos sobre el chico que tu amiga te presentó el año pasado, en cuanto te dijo cómo se llamaba? Así que cualquier salida tiene un trabajo de “investigación” previo (fotos, contactos en redes, etc.).

De todas formas, una primera salida con alguien que jamás viste en la vida real, por más que te lo hayan descripto con lujo de detalles y conozcas sus gustos y amigos en la web, siempre tiene un toque de incertidumbre y misterio, ¿o no? Puede ser un desastre como un bombonazo. Pero lo importante es que vos siempre estés preparada.

Una primera salida con alguien que jamás viste en la vida real, por más que conozcas sus gustos y amigos en la web, siempre tiene un toque de incertidumbre y misterio

1. No dudar: si te embarcás en una cita a ciegas, es porque estás decidida a ir hasta el final. Es decir a asistir a la cita y pasarla con el chico, por lo menos hasta que se termine la velada, si no pasa nada que te resulte difícil de soportar (¡ya habrá tiempo para ver si sale bien o mal!). Si los preparativos te generan estrés y sufrimiento, mejor dejalo para cuando te sientas más relajada.

2. Amiga de emergencia: siempre te conviene que alguna amiga con quien tengas mucha confianza esté avisada de tu salida y que tenga su celu cerca por si algo sale mal. Porque si la cita se pone insoportable, siempre es bueno mandarle un mensajito para que te llame simulando una emergencia y te dé la excusa perfecta para levantarte e irte.

Pero esto sólo tenés que usarlo para casos extremos, no cuando la salida sólo es aburrida; ahí es mejor que te la aguantes cortésmente y dejes que termine todo de la manera más natural posible. En todo caso, será el momento para que le digas a él que no estás tan segura de volver a salir y que preferís seguir hablando en plan de amistad.

3. Lugar de encuentro: ¡Nunca fijes una cita en tu casa o en su departamento! Siempre elegí un terreno neutral desde el que puedas irte si la cosa no anda bien. Lo habitual es que salgan a tomar algo o a comer a un restaurante y después, si todo pinta bien, decidan cómo siguen la noche.

4. Auténtica: si el chico de tu cita resulta ser un bombonazo que te vuela la cabeza, intentar parecer más de lo que sos te va a jugar en contra. En ese sentido, el mejor consejo es ser vos misma y que él te valore por lo que sos y no por lo que aparentás. Acordate que la mentira siempre tiene patas cortas, así que si va a funcionar, mejor que sea de manera natural.

¿Tuviste alguna vez una cita a ciegas? ¿Cómo te fue?

10 frases que no podés pronunciar en una primera cita

Hay afirmaciones terribles o preguntas que tenés que dejar para más adelante. Si querés tener un segundo encuentro, no permitas que los nervios te ganen. Cerrá la boca y leé la nota.

1. “Este jean no me queda tan bien”. Después de pasar dos horas frente al espejo decidiendo qué ponerte, quizás llegues a tu cita no muy convencida (fijate qué ropa usar para lucir divina). Pero si él te dice “que linda que estás”, no le expliques todo lo anterior. Agradecer y sonreír basta para aceptar su piropo que, si te lo dijo, es sincero.

2. “Me hacés acordar a alguien”. A los hombres les gusta sentirse únicos. Así que si tu cita tiene un parecido con un compañero de trabajo o un amigo, hacé la nota mental y ni se lo comentes. Mucho menos si te hace acordar a un ex.

3. “Estoy tomando unas pastillitas”. Esta es fácil. No es necesario hablar de ansiolíticos ni otros medicamentos. Tampoco comentar si tomás anticonceptivos o estás haciendo algún tratamiento ginecológico. Ya habrá tiempo más adelante para charlar de estos temas… ¡Más adelante!

4. “Soy multiorgásmica”. A un hombre le van a encantar que se pongan a hablar de sexo y le cuentes que sos una genia en la previa pero eso va a llevar generarle muchísima expectativa y que lo único que quiera sea dejar ya el bar donde se hayan encontrado para llevarte a su casa, sin prestar atención a cualquier otro tema que surja en la conversación.

5. “¿Querés tener hijos?”. Vos sos una Susanita y ya te imaginás con los nenes, la casa y el perro pero los hombres funcionan de otra manera. Si no querés espantarlo, guardate el temita de los hijos, el casamiento y el perro para más adelante. No es necesario que le cuentes todos tus deseos en el primer encuentro.

6. “Los hombres son todos iguales”. Evitá ésta y muchas otras generalizaciones. Quizás no conozcas muchos datos de su vida personal y metas la pata. Además, nunca está bueno generalizar y mucho menos, de modo peyorativo.

7. “Este mes me olvidé de pagar la tarjeta de crédito, ¡vengo re mal con las finanzas!”. Los problemas monetarios, también son una cuestión personal y ya verás cómo solucionarlos. No hace falta que le cuentes que pediste un préstamo para mudarte o que venís atrasada con la tarjeta porque la reventaste en el shopping. De lo contrario, él va a pensar que estás buscando alguien que te banque económicamente más que un compañero. Ni se te ocurra, por supuesto, preguntarle cuánto gana.

8. “Porque yo…. Yo fui…. Cuando yo….”. Tal vez te parezca que tenés cosas súper interesantes para contar o hables de más para evitar silencios incómodos pero evitá el efecto yo-yo que te lleva a hablar de vos todo el tiempo. Dale un espacio para que él también te cuente cosas, preguntale. Acordate que también puede estar nervioso.

9. “Después de muchos años de terapia, sigo sin resolver mis problemas familiares”. Seguramente a él le importe este tema… ¡pero también más adelante! Como muchas cuestiones que para vos son importantes (y para él también) es necesario esperar para hablarlas. Si tu papá no te demostró cariño, tu mamá es muy autoritaria y vos cargás con un entrevero emocional no es recomendable que lo comuniques en el primer encuentro.

10. “Mi ex seguro se arrepiente de haberme perdido”. Lo mejor, claro, es no hablar de ex parejas pero si no lo pueden evitar, salí de ahí diciendo que se separaron porque tomaron “caminos diferentes” o buscaban “distintas cosas”. No es necesario que seas muy específica sobre el tema. Pertenece al pasado, ¿no?

8 preguntas para la primera cita a prueba de silencios incómodos

Si los primeros encuentros te ponen nerviosa, seguí estos consejos.

Hay chicas que son unas genias en las primeras citas. Saben cómo moverse, cómo manejar la conversación y como darle ritmo a la situación. Pero si no sos una de ellas, estas son las 8 preguntas básicas que podés hacerle a tu chico si querés que la cosa fluya.

1. ¿Dónde creciste? Preguntas como esta o a qué colegio fue a la primaria te va a dar más conocimiento sobre tu chico y te va a dar la posibilidad de repreguntar.

2. «¿Qué hacés para divertirte?» A todo el mundo le gusta hablar de si mismo. Además, así te vas a enterar qué cosas tienen en común.

3. «¿Cuáles son tus programas de televisión o tus series preferidas?» Si tu chico es un fan de Game of Thrones la energía de la cita va a alcanzar un pico de emoción y ese buen humor es muy útil para crear una atmósfera ideal.

4. «¿Qué tenés que hacer en el trabajo? ¿Lo disfrutás?» Esta información te va a permitir saber si tu chico tiene un trabajo que realmente le apasiona o si solo le sirve para pagar las cuentas. ¡Y si no está feliz podés darle tu punto de vista y ayudarlo a resolver su situación!

5. «¿Cómo es tu familia? ¿Tenés hermanos?» Es una pregunta un poquito límite porque no todo el mundo tiene una relación muy cercana y positiva con su familia. De todas maneras, es muy importante para conocer a tu posible futuro chico.

6. «¿Tuviste la oportunidad de viajar?» ¿A dónde te gustaría ir? Hablar sobre viajes siempre genera buenas sensaciones. ¡Recordar experiencias de viajes o planear uno en el futuro siempre es emocionante!

7. «¿Qué te gusta escuchar últimamente?» Esta pregunta no es tan simple ni sosa como «¿Qué música te gusta?» y tiene una vuelta de tuerca: vas a enterarte qué tipo de música le gusta y, además, ¡sus nuevos descubrimientos!

8. «¿Conocías este lugar?» Esta pregunta tiene que ser tu último recurso. Si fue él quien eligió el bar, seguramente te va a explicar lo bien que la pasó en otra ocasión o te va a recomendar qué trago pedir. Si la que eligió el lugar fuiste vos y hay algún silencio incómodo, podés explicarle qué es lo que más te gusta y por qué.

¡Mucha suerte en tu primera cita!

Los exámenes que los hombres toman en las citas

Al igual que las mujeres, los chicos se detienen en ciertos detalles durante las primeras salidas en pareja. No te lo van a aceptar pero está comprobado que lo hacen. Descubrí cuáles son ¡y fijate si estás aprobada!

El examen de la billetera: están en un restó y cuando llega la cuenta, él mira si vos estás metiendo tu mano en la cartera. No va a dejar que pagues porque quiere invitarte pero igualmente va a prestar atención a tu actitud. Si vos le decís que querés aportar, vas a hacerle saber que sos una persona considerada y no una chica que sólo busca que la saquen a pasear.

El examen de la fiesta: ¿cómo interactuás con su entorno? Si podés desenvolverte con naturalidad y mezclarte con sus amigos sin depender de él, sumás puntos. Esto no significa que tu chico puede desentenderse de vos si te invita a una reunión, cumpleaños o salida grupal pero le da la tranquilidad de saber que no tiene que estar pendiente de vos como si fueras una nena.

El examen del teléfono: no da estar chequeando Twitter en la segunda salida. Tampoco mires de reojo el celular para intentar ver de quién es el mensaje que te llegó: él se da cuenta. Salvo que estés esperando una llamada importante, el teléfono no tiene que estar sobre la mesa o a la vista del otro. Esto corre tanto para vos como para él.

Si deseas conocer nuevos amigos, divertirte, incluso tener una cita visite nuestro sitio

10 reglas de citas que tenés que romper

Cuando estamos en una cita -de esas en las que realmente nos gusta el chico- tenemos tantas cosas en la cabeza que terminamos por estropearlo todo con nuestra neurosis y mandatos auto impuestos. Es hora de relajarse, ser una misma y disfrutar: es tiempo de quebrar con los mandamientos de tu abuela.

1. NO DUERMAS CON ÉL HASTA LA QUINTA CITA: Si es el tipo de chico que busca que una mujer esté pendiente de él, entonces elegiste mal. Ya sea que tengas sexo a los cinco minutos de conocerlo o tres meses después, él debería respetarte de la misma manera. Que una mujer quiera tener sexo -y lo tenga- no la hace una chica fácil.

2. NO LO INVITES A SALIR: Claro, aceptá las invitaciones de los chicos que no te interesan y quedate un viernes en tu casa sola con una copa de vino imaginándote la charla tête à tête con el primo de tu amiga que realmente te interesa. Avanzá. Si rebotás, ya habrá otra oportunidad.

3. ÉL TIENE QUE INVITAR LA CENA SIEMPRE: Es un lindo gesto old school pero ya somos grandes y él no dejará de ser un caballero si deja que pagues tu parte de la cuenta.

4. HACÉ DE CUENTA QUE ÉL NO TE INTERESA: Siempre es mejor ser sincera y comportarse de manera real.

5. NO HABLES DE TEMAS POLÍTICAMENTE INCORRECTOS: Si es racista, machista y fascista es mejor que te enteres cuanto antes.

6. DEJÁ DE VERLO SI LA RELACIÓN ES HOT PERO NO PARECE IR A NINGÚN LADO: Si estás saliendo con un chico cinco años menor que vos y te divertís como loca no hace falta que se termine la diversión. Total no querías una relación, ¿cierto?

7. COMÉ ENSALADA EN LAS PRIMERAS CITAS: Si realmente querés una rica y sana ensalada, es una cosa. Pero otra muy distinta es querer mostrarle que sos una ninfa del bosque sin capacidad estomacal y liviana como una pluma cuando lo que realmente querés son unas pastas rellenas. Ni lo pienses.

8. BAJATE DE SUS PLANES CON POCO TIEMPO DE ANTICIPACIÓN: Es incomprensible que si tenés ganas de verlo y no tenés planes decidas cancelar la cita para generar interés. Eso no va a suceder y vos te vas a quedar aburrida en tu casa.

9. NO USES ROPA PROVOCATIVA EN LAS PRIMERAS CITAS: Sos joven, linda y tenés un escote y unas piernas que te gusta mostrar. Nadie dice que lo hagas para que él vea tus atributos pero si te sentís atractiva de esa manera, ¡usá el outfit que quieras!

10. CONTÁ CON QUE ÉL VA A COMPRAR LOS PRESERVATIVOS: Ojo, ¡a veces no vienen tan preparados como pensás! Para que esa situación hot que se dió en tu sillón no se apague como con un balde de agua fría, mejor comprá municiones.

Si deseas conocer nuevos amigos, divertirte, incluso tener una cita visite nuestro sitio