Entradas

Ritual para un descanso reparador

Ritual para un descanso reparador

A menudo se pasa por períodos en los cuales, por mucho que se duerma, uno se levanta cansado, como si el sueño no hubiera sido suficiente. Los problemas cotidianos, el estrés e incluso el cansancio físico a menudo impiden que el descanso sea, realmente, reparador. Este ritual para un descanso reparador tiene como objetivo lograr un sueño profundo y placentero durante el cual el organismo pueda recuperar fuerzas.

Para un descanso reparador necesitamos: Un frasco de aceite de almendras – Un paño violeta, de 30 x 30 cm Un cono o varilla de incienso de lavanda. Si se utiliza pijama o ropa de dormir color violeta será más efectivo, porque este es el color de Neptuno, deidad relacionada con la vida psíquica que es, en definitiva, la que en estos casos está afectada.

Ritual:
• Antes de acostarse, encender el incienso de lavanda.
• Frotar los pies vigorosamente con el aceite de almendras y luego las manos. Mientras se hace esto, repetir tres veces la oración.
• Poner el paño violeta debajo de la almohada.
• Una vez en la cama, cerrar los ojos y visualizar escenas en las que el color predominante sea el violeta.

Oración: «Que este maravilloso líquido me libere de las energías negativas que no me permiten descansar. Ángel de la Guarda: protege y dulcifica mis sueños».

Las manos, los pies y el pelo son puntos por los cuales la energía entra y sale del cuerpo. Por esta razón, conviene lavarse bien pies y manos antes de acostarse ya que, durante el sueño, el organismo se encarga de desechar las energías negativas y cargar las positivas. Neptuno rige la vida psíquica y también los pies, son el punto de contacto natural con la tierra.

[expand title=»»]

descanso reparador

 

 

 

 

[/expand]