Entradas

Lectura de los lunares

Lectura de los lunares

Algunas gitanas predecimos el futuro de un niño o niña mediante los lunares de su cuerpo. Dado que son marcas de nacimiento, su posición esconsidera significativa. Pero no solamente es importante la posición; la forma también tiene su significado.

Los lunares grandes son más significativos que los pequeños. Un lunar redondo significa suerte; mientras más perfecta sea la circunferencia, mayor será la fortuna. Un lunar puntiagudo indica mala suerte, y ésta será excepcional si tiene dos o más lunares puntiagudos.

Si el lunar tiene una forma especial, que le sugiera a la adivina un animal o un objeto, se interpreta. Si la forma es alargada y en relieve, es señal de un gran potencial. Si el lunar es velloso, se considera como un indicio extremadamente negativo. Un lunar claro da más suerte que uno oscuro. A continuación veremos las posiciones:

En la cabeza y sobre las cejas: Si está a la derecha, gran inteligencia, potencial para tener fama y fortuna. Si está a la izquierda, extravagancia, irresponsabilidad. Si está en el centro, honores, riqueza, amor.
En las cejas: Derecha, felicidad; perseverancia, posibilidad de un matrimonio prematuro. Izquierda, matrimonio infeliz a menos que se haga un gran esfuerzo.
En los párpados: Frugalidad. Si están en el extremo contrario al lagrimal, honestidad, formalidad, franqueza.
En las mejillas: Persona seria y estudiosa. Derecha, felicidad, buen matrimonio. Izquierda, esfuerzos y problemas durante toda la vida.
En la nariz: Sexualidad, buena suerte, viajes, y un amigo sincero.
En la boca: Sensualidad, felicidad.
En la barbilla: Buena suerte, fortuna, prosperidad, y un temperamento cariñoso, asumir responsabilidades.
En la mandíbula: Mala salud.
En las orejas: Izquierda, temeridad. Derecha, valor.
En la garganta: Ambición, matrimonio por dinero.
En el cuello: Una vida difícil, muchas oportunidades pero muchos obstáculos. En la parte delantera, fortuna inesperada en la vejez.
En los hombros: Vida difícil, con muchos esfuerzos. Derecho, prudente, un matrimonio leal y un socio en los negocios. Izquierdo, poco ambicioso.
• En los brazos: Derecho, éxito. Izquierdo, problemas económicos.
• En las manos: Derecha, habilidad natural. Izquierda, habilidad para aprender fácilmente.
• En el pecho: A la derecha, muchas oportunidades de fortuna a lo largo de la vida, que darán por resultado riqueza y felicidad. A la izquierda, confusión y atracción con poca riqueza.
• En los costados del tórax: Derecho, cobardía e insensibilidad. Izquierdo, un promotor lento y un sanador lento.
En el abdomen: Pereza, codicia, auto indulgencia, tendencia a comer y beber en exceso.
En la espalda: Parte superior, generoso pero inclinado a la arrogancia. Parte inferior, sensual, un amante.
• En las caderas: Hijos fuertes y sanos.
En las nalgas: Un buen sentido del humor, aceptación de la vida, tanto si es buena como si es mala.
En los muslos: Derecho, felicidad en el matrimonio; riqueza y salud. Izquierdo, pérdida; soledad; pobreza, aunque con optimismo.
En las rodillas: Derecha, fácil control de las finanzas. Izquierda, imprudencia y frivolidad.
En las pantorrillas: Derecha, refinamiento, buen gusto para vestir. Izquierda, estilo deportivo pero elegante.
En los tobillos: Trabajador arduo, buen proveedor. Si es un hombre quien tiene el lunar, su naturaleza será temerosa, asustadiza. Si es una mujer, tendrá buena disposición para compartirlo todo.
En los pies: Derecho, pasión por los viajes. Izquierdo, temor a los viajes.

[expand title=»»]

lunares

 

 

 

 

[/expand]