Entradas

Azafrán planta mágica

Azafrán planta mágica

«Croco» es el nombre que recibe el estigma de la flor del azafrán. Dos mil años antes de nuestra era, los akkadios ya llamaban kurkanu a esta flor. Los hebreos la llamaron karkom. Más tarde, los griegos la denominaron krokos, nombre que significa «azafrán».

Esta flor hermosa que se abre cuando el sol brilla en un cielo limpio, pero cuyos pétalos amarillos se cierran cuando está nublado, aparece al principio de la primavera a la que anuncia junto con las golondrinas.

Presagios, costumbres y símbolos relacionados con el azafrán

Son bastante contradictorios. En efecto, parece que para los hombres y las mujeres de la Antigüedad del Oriente Próximo, el azafrán era un símbolo de indiferencia y desapego, en el sentido noble de estos términos evidentemente, es decir, como resultado de cierta sabiduría, conocimiento y experiencia de la vida, mientras que en Europa fue asociado, al contrario, con los primeros signos de la primavera, época en que nace, y por consiguiente símbolo de alegría, alborozo juvenil, pero también de inexperiencia.

Si deseas expresar tu alegría, puedes regalar azafrán entre el 21 y el 27 de mayo o del 3 al 9 de septiembre. Pero debes saber que también se ofrece a veces para dar conocimiento de los miedos o las inquietudes, incluso para demostrar la timidez o para decir lo que se siente o piensa a una persona querida…

[expand title=»»]

azafran

 

 

 

 

[/expand]

Clemátide planta mágica

Clemátide planta mágica

Esta hermosa flor perfumada aparece en el corazón del verano. Posee unos filamentos con plumas largas y delgadas -que le valieron el sobrenombre de «barba de Dios», los cuales se hallan a lo largo del tallo, que puede alcanzar 30 m de altura y trepa por las colinas pedregosas y gredosas de las regiones meridionales. Su nombre deriva del griego klema, que designa el sarmiento de la vid.

Presagios, costumbres y símbolos relacionados con clemátide

La etimología de su nombre nos informa de la función oracular que tuvo esta flor en la Antigüedad. En efecto, klema, el nombre griego de donde proviene, tiene la misma raíz que kleros, que significa «objeto de un sorteo» o «sorteo», mientras que el latín calamitas, «calamidad», tendría la misma raíz etimológica que «clematis, clematite».

¿Significa que la clemátide anunciaba sistemáticamente la ruina o la desgracia? No, todo lo contrario, puesto que se suponía que protegía de las plagas. En realidad, la clemátide es la flor de los secretos que un proverbio ilustra perfectamente: «De secreto mal guardado proviene la calamidad».

De tal manera, para decir a alguien que uno ha descubierto su secreto, o bien para decirle que deseamos confiarle uno o, simplemente para advertirle que sea discreto, y que no debe decir nada de lo que sabe o le hemos confiado, sólo hay que ofrecerle clemátides, especialmente entre el 26 de noviembre y el 2 de diciembre, según el calendario perpetuo de las flores.

[expand title=»»]

Clemátide

 

 

 

 

[/expand]

El ciclamen planta mágica

El ciclamen planta mágica

Esta planta de flores colgantes, rojas, rosas, malva o blancas, fue bautizada con ese nombre, que significa «rueda, círculo, ciclo» y deriva del griego kyklos, debido a la forma circular de los bulbos de su raíz.

Presagios, costumbres y símbolos relacionados con el ciclamen

Desde la más alta Antigüedad se le atribuyen propiedades afrodisíacas. Se asoció, pues, con la sensualidad y la fertilidad de las mujeres y se incluía la raíz de ciclamen reducida a polvo en la composición de algunos brebajes y dulces afrodisíacos.

Pero los cristianos de Oriente a la flor del ciclamen la llaman «mano de María», mientras que los franceses la denominan «guantes de nuestra Señora», pues tanto unos como otros creían que los 5 pétalos de que se compone cada flor forman la huella de los 5 dedos de la mano de la Virgen, cuando tocó esta flor.

Así pues, el ciclamen hace alusión a la sensualidad, el erotismo, la pasión carnal, así como la bendición, la protección y la gracia. De ahí que, si regalas estas flores entre el 23 y el 29 de julio, mientras el Sol transita en el signo Leo, es más bien para expresar tu admiración ante la belleza de un ser, la nobleza y pureza de sus sentimientos, su delicadeza y bondad de alma.

Pero si lo haces entre el 22 y el 28 de octubre, mientras el Sol está en el signo Escorpio, es para expresar tus deseos, tu ansia de posesión, tus inclinaciones y pensamientos eróticos y sensuales. Finalmente, si las regalas entre el 19 y el 25 de noviembre, mientras el Sol pasa del signo Escorpio al de Sagitario, darás muestra de tus sentimientos apasionados, pero que no dejan de ser nobles.

[expand title=»»]

El ciclamen

 

 

 

 

[/expand]

La amapola planta mágica

La amapola planta mágica

Sus pétalos delgados y como arrugados, de un rojo escarlata muy hermoso, no dejan lugar a pensar que de sus frutos se puede extraer opio y morfina. Su nombre melodioso viene del mozárabe habapaura, voz que no es más que una alteración depapaver, nombre que recibe la flor en latín, y habba, grano de cereal en árabe.

Presagios, costumbres y símbolos relacionados con la amapola

Sus propiedades medicinales para combatir los problemas de insomnio y aliviar los dolores gástricos eran célebres entre nuestros antepasados, y en general entre todos los blos celtas europeos, griegos y latinos.

En cuanto a la flor propiamente dicha que, al igual que el aciano, se e cuentra abundantemente entre los trigos en tiempos de cosecha, siempre ha sido el símbolo del aspecto efímero de la vida, tal vez porque la amapola es una flor muy delicada y se marchita rápidamente una vez cogida.

Así pues, representa la llama o el fuego de la pasión, que se apaga con rapidez si no mantiene. Para dar te monio de la pasión e impaciencia amorosa y para decir al objeto de tu deseo «aprovechemos nuestra juventud», ofrece amapolas entre el 26 de febrero y el 4 de marzo, o del 17 al 23 de septiembre de cada año. Señalemos por último que, según una leyenda mítica griega, también está considerada la flor del consuelo.

En efecto, para calmar los tormentos de Deméter, gran diosa madre de la Tierra fértil y de las cosechas según los griegos -a cuya, hija, Perséfone, Hades había secuestrado, Hipnos le ofreció amapolas, qué le permitieron volver a dormir y consolarse por su tristeza.

[expand title=»»]

La amapola

 

 

 

 

[/expand]