Entradas

Los principales síntomas del amor

El amor es un sentimiento único que nos atrapa, nos trastoca, nos hace comportarnos de formas sorprendentes y nos sume en un estado de plenitud que no se puede igualar a casi nada.

Según investigaciones científicas, el amor es un impulso que se ha desarrollado para favorecer la continuidad de la especie.

Todo comienza por una atracción física que más tarde da paso a una atracción personal. La máquina del enamoramiento se pone en marcha cuando surge la sospecha o la intuición de que el sentimiento puede ser recíproco.

Cuando uno se enamora ‘sufre’ las siguientes reacciones:

Deseo de reciprocidad

Cuando conocemos a alguien y comenzamos a estar enamorados surge un extraño deseo de compatibilidad que nos empuja a ver cientos de cosas en común con la otra persona, incluso a moldear y adaptar nuestros gustos a los suyos.

Mariposas en el estómago

Esto es una metáfora de una reacción real y verdadera que se produce. El sentimiento primario del amor parece agarrarse al estómago provocando una revolución en esa parte del cuerpo que en muchas ocasiones se traduce en palpitaciones, pulso acelerado, sudores fríos e incluso dolor de estómago.

Pérdida de la concentración

Cuando uno se está enamorando o lo está completamente la concentración es una de las primeras cosas que se descontrolan. El bloqueo cerebral que se sufre es importante y resulta casi imposible poner atención en ciertas cosas cotidianas que requieren de un mínimo esfuerzo mental. Uno está subido en una nube casi en el sentido literal de la palabra.

Referencias constantes a la otra persona

Es inevitable, además de uno de los principales síntomas que revelan al resto de tu entorno que estás bajo los efectos arrolladores de Cupido. Constantemente hablas de la otra persona relacionándola con prácticamente cualquier cosa que se hable. El amor hace que tengas una necesidad supra humana de hablar del otro y llega un momento que te da igual si es un amigo, tu madre, tu prima o la vecina con la que coincides en el ascensor.

Deseo de intimidad y unión física con el otro

Cuando nos enamoramos, sobre todo al principio, los deseos primarios son más fuertes que nunca. El otro está constantemente en nuestra mente y su simple presencia provoca una reacción irrefrenable.

Temor al rechazo

O lo que es lo mismo, miedo. Cuando uno se enamora sufre momentos de debilidad absoluta por el temor a perder a la otra persona o a no cumplir con sus expectativas. Sentimientos como los celos, la desconfianza o incluso el egoísmo nacen sin querer en nosotros provocados por ese pánico a ser apartados de la vida del otro. Hasta el más valiente puede padecer este síntoma.

Felicidad desbordante

En una primera etapa, cuando ambas partes están en equilibrio se produce un sentimiento de felicidad absoluto, una felicidad emocional diferente a la que provocan otro tipo de placeres como podrían ser comer, recibir un regalo, escuchar una canción, hacer un viaje o incluso tener un hijo.

Idealización del individuo

Este aspecto tiene una versión mala que es la del amor ciego, es decir, sentir un amor arrollador hacia una persona que no nos conviene pero por lo general la idealización del otro es un sentimiento normal, muy bonito y que en su justa medida hace que la llama se mantenga viva en ocasiones para siempre.

Encuentra el amor en aPasion y deja que se te llene el estómago de mariposas. Empieza por crearte un buen perfil que defina lo que realmente eres y cuéntale a los demás lo que te inquieta y te gusta a través de los Momentos. Esa persona está a tan sólo un clic de ti ¡no dejes de ‘sufrir’ los síntomas del amor!

Si deseas conocer nuevos amigos, divertirte, incluso tener una cita visite nuestro sitio

Síntomas de una limpieza energética

Síntomas de una limpieza energética

Cuando alguien nos hace una limpieza energética del tipo que sea (chakras, reiki, imposición de manos, a través de los archivos akashicos, etc) existe generalmente un periodo de unas tres semanas durante el cual la mayor parte de esos cambios tienen lugar.

Son días de “desintoxicación” e integración de nuevas energías e información en nuestros cuerpos sutiles. Estos cambios también pueden producirse de forma espontanea cuanto estamos atravesando una etapa importante de nuestra vida, intensa o especialmente movida.

El dejar ir ciertas energías acumuladas en nuestra aura y cuerpos sutiles que ya no nos sirven y reemplazarlas por otras nuevas energías mas elevadas produce el efecto de “actualización de datos”, por hacer una analogía con un ordenador al cual le estamos instalando las versiones mas recientes de los programas, o incluso un nuevo sistema operativo.

Diferentes niveles de actuación

A pesar de que cuando se hace un trabajo energético sobre alguien (al menos cuando lo hago yo a través de los registros akashicos) se solicita que estos cambios y actualizaciones se hagan con la menor incomodidad posible para el sujeto que los recibe (la limpieza se hace con la ayuda de los guías de esa persona, por lo que ellos se “encargan” de controlar el proceso) pueden aparecer ciertos síntomas durante este periodo que es bueno conocer, y saber que están siendo debidos a una mejora en nuestro sistema energético.

Trabajo a todos los niveles

De todas maneras, puesto que todos somos completamente diferentes, algunos no notarán nada en absoluto, mientras que otras personas percibirán una o varias de las cosas que os explico mas adelante. También habéis de saber que el reajuste se produce a todos los niveles: emocional, mental, espiritual y por ultimo físico, por lo que hay quien no siente nada hasta bastante tiempo después de haber recibido esa limpieza.

Todas las areas de nuestra vida de una forma u otra se van a ver afectadas por un reajuste de estas características, ya que un trabajo así produce una curación y una elevación de nuestra frecuencia, una eliminación de cosas que ya no nos sirven y un rebalance de todos los niveles de nuestro ser. Cuanto mas profunda es esta limpieza, mas cosas se remueven y mas efectos positivos tiene una vez esta se ha completado.

Algunos síntomas o sensaciones

Os comento brevemente lo que podemos encontrarnos en cada uno de los niveles de nuestro ser cuando estamos removiendo esas energías antiguas y reemplazándolas por nuevas.

Limpieza fisica del cuerpo

Síntomas parecidos a un pequeño resfriado o gripe: dolor de cabeza, algo de fiebre, picor en la garganta, tos, etc. También algunas molestias físicas menores. Simplemente el cuerpo está intentando eliminar toxinas y energías estancadas allá donde las tenga, lo cual se traduce en la necesidad de expulsar a nivel físico todo aquello que ya no nos sirve.

Para reducir las molestias es recomendable disfrutar de paseos al aire libre, hacer ejercicio, y beber litros y litros de agua, comer mas sano, descansar mas, etc. La idea es simple, ayudar a nuestro cuerpo a recuperar el balance y recargarse con las nuevas energías lo antes posible. Nada que resulte extraño, ¿verdad?

Purificación emocional

Emociones fuertemente arraigadas pueden aparecer sin razón alguna: rabia, enfados, frustración, tristeza, etc. Estas emociones salen a la luz porque han estado reprimidas o medio tapadas durante mucho tiempo y al hacer la limpieza las estamos eliminando. Procura no sentirte afectado por lo que estas “sintiendo”, no te culpes o trates de buscar causas mas allá del dejar que esas emociones agoten su carga emocional y por fin se desprendan de tu cuerpo emocional para siempre.

Para facilitar el proceso, aprende a relajarte, meditar, respirar calmadamente, darte baños relajantes, disfrutar de las cosas, etc. El objetivo es dejar ir esas emociones con la mayor suavidad posible.

Purificación mental

Patrones de conducta, pensamientos antiguos, hábitos y costumbres que creíamos desterradas pueden volver a salir a la superficie. A veces podemos volvernos de nuevo adictos a comer algo sin parar, a fumar, a beber algo, etc. Es el mismo proceso que antes. Aquello que teniamos medio enterrado en nuestro cuerpo mental está saliendo por fin a la superficie y disipándose, haciéndonos sentir de nuevo en el momento esos efectos que en su día nos causaron.

También todo tipo de pensamientos negativos (culpa, abuso, juicio constante a los demas, victimización, etc) pueden volver a salir durante el proceso de limpieza. Recuerda, estamos barriendo la casa, y no metemos el polvo debajo de la alfombra de nuevo, sino que lo sacamos del todo para que no vuelva a molestarnos.

No seas duro contigo mismo cuando te notes sintiendo estas cosas. Simplemente reconocerlas, validarlas, y dejarlas ir es lo que hay que hacer. Cambia tus impulsos de hacer algo “dañino” por otra cosa que te haga sentir mejor. Se gentil contigo mismo/a, haz cosas que te hagan sentir bien, repite afirmaciones positivas, medita, escucha música, etc.

Purificación espiritual

Tus creencias pueden removerse hasta sus mas profundos cimientos. La forma en la que ves el mundo puede cambiar, todo lo que creías que era de una forma poco a poco resulta que es de otra. Tu forma de entender como funcionan las relaciones entre la gente, las religiones, lo que es importante para ti mismo, lo que creías que era solido como una roca, todo puede darse la vuelta cuando hay una limpieza profunda de energías estancadas a nivel espiritual.

Cuando esto ocurre, es como si nos abrieran los ojos, como si nos dieran acceso a otro plano de visión mas elevado desde el cual vemos las cosas de diferente manera. Nuevas revelaciones e intuiciones vienen y van, nuevas ideas reemplazan a las antiguas. Nuestro mundo se transforma y podemos sentirnos desorientados mientras esa transformación va teniendo lugar.

Para mitigar esos efectos, habla de todo esto con aquellas personas que puedan entenderte o hayan pasado por algo parecido, lee libros que incrementen tu visión “espiritual” de la vida, escucha música que te transporte a frecuencias mas elevadas y te hagan sentir bien, y cuida mucho de ti mismo/a. El proceso de transformación de viejas creencias y limitaciones es normal y no tiene porque ser dramático, de nuevo, solo estas dejando ir lo que ya no te sirve para alcanzar un nuevo nivel.

Si estás en medio de un proceso de limpieza energética, siguiendo alguna terapia, y te ves reflejado en algo de todo esto, date cuenta que es normal, que es un periodo de cambio positivo y que una vez hayas integrado todas esas nuevas energías te sentirás mucho mejor y renovado.

 [expand title=»»]

limpieza energética

 

 

 

 

 

[/expand]

Mal de ojo la herida del aura

Mal de ojo la herida del aura

El mal de ojo existe desde que el mundo es mundo y las personas habitan en el. La forma más sencilla de percatarnos del mal de ojo es cuando un bebe o niño niño pequeñito, empieza a llorar de la nada o nos percatamos que está mal de un momento para otro que incluso le da calentura. Existen personas que tienen muy fuerte su mirada y de alguna forma inconscientemente provocan el mal de ojo y esto puede presentarse en una persona adulta por igual.

El mal de ojo es un malestar generalizado que comienza por agitación, cansancio, mala racha sin motivo justificado, en todos los asuntos que estamos tratando y va in incrementando acumulando malestares y molestias.  Suele ir acompañado de problemas físicos no habituales.

¿Cómo se produce esto? Sencillo. A través de una asimilación de energía dañina trasmitida a por otra persona, ya sea provocado voluntaria o involuntariamente. Puede ocurrir que el provocador desconozca su propio poder y lo mas seguro es no sea consciente de sus propios deseos o envidias ajenas, pero eso no quiere decir que igualmente no sea el causante.  Hay unos síntomas que son indicativos de mal de ojo provocado:

SÍNTOMAS EN LOS NIÑOS

– Llanto continuo (sin haber causa aparente alguna).
– Falta de apetito.
– Insomnio (se suelen despertar por la noche).

SÍNTOMAS EN PERSONAS ADULTAS

– Insomnio
– Pesadillas y sueños negativos repetitivos.
– Sobresaltos durante el sueño (se despiertan con sensación de azoramiento y agobio)
– Pesadez y opresión en el pecho ya sea dormido o despierto.
– Presión en la garganta por un sueño ocurrido en las últimas horas de la noche. Siempre en este caso el despertar es sobresaltado con la presión en la garganta.
– Tensión nerviosa. Estado de nerviosismo y ansiedad generalizada, pero hay que tener en cuenta que deben concurrir mas de un síntoma a demás de este.
– Falta de energía. Se encuentra en un estado de e energía bajísimo encontrándose habitualmente cansado.
– Depresión
– Mareos y vahídos
– Mente confusa. De no comprender cosas simples, olvidos, sensación de embotamiento. Pérdida de memoria.
-Nauseas, y vómitos y falta de apetito.
– Inapetencia sexual.

Tristeza, llanto, dolores de cabeza, estómago y espalda sobre todo. Tensión nerviosa y falta de concentración son características muy sintomáticas. A esto se añada que los médicos no encuentran motivo justificado para estos estados, y evidentemente, a partir de ahí, ya tenemos el caldo de cultivo para que se sumen los problema de relación de pareja, con secuelas tales como la impotencia o inapetencia sexual.

Los mareos, la perdida de memoria. La desgana o desinterés por la vida aparecen en escena, y como consecuencia llegan problemas laborales, y económicos, bien sazonado todo ello con enormes disputas familiares. El resultado es una crisis personal, en la que lo más difícil, es detectar la causa. En una palabra la persona ha perdido su vibración energética habitual y todo se viene en su contra.

El hecho de que todos tengamos uno o dos de estos síntomas no significa que estemos cogidos por el mal de ojo; deben coincidir muchos de todas estas características y así y todo debemos cerciorarnos del alojamiento se ha producido.

[expand title=»»]

Mal de ojo

 

 

 

 

[/expand]